¿Quieres cambiar el mundo?

4
4147

Por más vueltas que le doy a esta cuestión creo que la manera más eficaz de generar un cambio significativo y palpable en este mundo que vivimos y que co-creamos en tomar conciencia sobre la manera en la que empleamos nuestros recursos económicos.

¿Quieres cambiar el mundo?

¡Así me gusta!

Te dejo con dos preguntas:

¿Cómo ganas dinero?

¿Qué impacto tiene en el resto de las personas la forma en la que te ganas la vida? ¿De que forma influye la empresa en la que desarrollas tu actividad en su entorno? ¿Estás personalmente alineado con los valores de tu organización? Y en el caso de que seas autónomo o freelance ¿Tienes claros tus valores?

La otra es ¿Cómo gastas tu dinero?

¿Has observado cómo tratan las empresas a las que compras a sus empleados? ¿Qué productos compras? ¿De dónde vienen? ¿Eres consciente cada vez que compras algo de la huella ecológica que tiene ese acto? ¿Has pensado en todo el ciclo de vida que tiene ese producto o servicio? ¿De dónde son esas materias primas?

¿Quieres cambiar el mundo? Desconozco la manera de hacerlo pero sí se me ocurre que hoy mismo puedo empezar a ser más  consciente de la manera en la que obtengo y gasto los recursos económicos.

Sergio Fernández

4 Comentarios

  1. Deja de hablar de curro y cántrate en la vida fuera de él. Parece que sólo vives para el trabajo. Seguro que estás mu solol.

  2. Yo no creo Sergio que la forma en la que se pueda cambiar este mundo sea en la forma en la que administramos nuestro dinero. Quiero ir un poquito más allá. ¿Alguna vez se han fijado que la forma de administrar nuestro dinero y la forma en la que pensamos a nivel laboral tiene mucho que ver con nustro nido familiar? La forma en la que administro y pienso y me relaciono con el dinero creo que tiene que ver mucho con la forma en la que aprendí en la familia a cómo se administraba. Y si no observen las familias de emprendedores empresarios a las familias de asalariados, y la mentalidad de cada uno de ellos. Hay una frase del Lama que me encanta, y es algo así como: ‘no intentes cambiar el mundo, ilumina un rincón en él’. Y yo creo que es en el pequeñito rincón donde me gustarí adarle luz, y creo que esto se comienza primero por mí misma, y luego lo más cercano a mí, que sería la familia. Y es en este pequeñito rincón, donde yo creo que se puede producir un cambio, siempre que se haga generado antes una conciencia. ¿Y si no porqué estamos rodeados de situaciones difíciles en el mundo, donde hay pobreza, competencia, riqueza, envidia, etc? ¿No es en la familia donde aprendemos todo esto? Porque al final, también hay belleza, y mucha, en las pequeñas cosas e incluso en la familia.

  3. Hola Sergio,

    A la pregunta le has dado un buen enfoque.

    Muy acertadas también el resto de ella.

    Si queremos cambiar el mundo tenemos que empezar a cambiar la forma en la que gastamos el dinero (aquí está la madre del cordero). ¿Supone esto un esfuerzo por nuestra parte? Claro que sí.

    No alimentemos al dragón que luego nos va a devorar.

    La economía globalizada a desestructurado el mundo.

    ¿Seguiremos comprando productos asiáticos mientras en Europa nos seguimos quedando sin trabajo?

    ¿Seguimos bajando costes hasta que lleguemos a pagar por trabajar?

    Nos tenemos que volver autosuficientes? ¿Nos hemos especializado el cosas que ahora mercado el no necesita?

    Es el mercado o el libre mercado hostil con las personas?

    ¿Nos vendieron lo de la libre competencia cuando otros mercados están super intervenidos?

    ¿Quieres cambiar el mundo?

    ¿Nos empezamos a plantear y denunciar mercados especulativos ya?

    Qué ha sido de aquellos a los que les enseñaron el tan manido
    trabajar, estudiar, ser honesto, promover la excelencia y premiar la cultura del esfuerzo y no la del pelotazo.

Dejar respuesta


9 × = setenta dos