Empiezo mi jornada laboral de hoy preparando las próximas sesiones de coaching de una organización con la que ayer empecé a trabajar.Mientras hago esto, me acuerdo de una bonita frase que se le atribuye a
Buda y que ayer nos permitió reflexionar sobre lo que sucede en esa organización:Nada ha cambiado, pero como yo he cambiado, todo ha cambiado.

Y resulta profundamente cierta. El reto de cada día es enfrentarnos a la realidad, a la vida sabiendo que el verdadero cambio se produce en y desde nosotros… y que cuando logramos que esto suceda, todo lo demás cambia. Y no puede ser, además, de otra manera.

“[…] como yo he cambiado, todo ha cambiado.”

Sergio Fernández

Centro de preferencias de privacidad

X
Secured By miniOrange