Un amigo se marcha a vivir al extranjero. Y lo hace para ayudar en un proyecto en otro país de manera completamente desinteresada y por tiempo indefinido. Me parece admirable.

Nos hemos despedido y en el libro que me ha regalado me dedica una frase de Einstein con la que estoy completamente de acuerdo y que además resume con exactitud la decisión adoptada por esta persona:

Sólo una vida vivida para los demás merece la pena ser vivida.

Por hoy, solo eso.

Feliz fin de semana.

Sergio Fernández

X