En las últimas semanas me ha sucedido lo mismo en varias ocasiones. La última de las veces, el lunes. Me llama una persona y me pregunta si le puedo ayudar a encontrar trabajo. Por supuesto, le digo: ¿De qué estás buscando? ¿En qué quieres trabajar?

Y en todas las ocasiones la respuesta ha sido la misma: “De lo que sea. Bueno, más o menos estoy buscando de esto o de aquello pero me da un poco lo mismo”.

Para mi ese es el principal error.

Creo, o al menos a mi es lo que me ha funcionado siempre, que lo primero es escoger un camino, un norte, un objetivo… Sin eso, no concentramos nuestra energía y sin hacerlo encontrar trabajo se vuelve misión imposible.

Sin un norte claro es muy difícil avanzar en la vida. Ya sea para encontrar trabajo, pareja o la felicidad.

¿Tienes claro cuál es tu norte? ¿Hacia dónde te diriges? ¿Por qué haces lo que haces?

Te dejo hoy con una recomendación de un libro que habla sobre este tema: El hombre en busca de sentido. Este libro aporta diferentes y muy valiosas ideas y su lectura debería ser obligatoria para que nos dieran el carnet de humano. Una de sus aportaciones es la de la logoterapia. Es decir, la terapia del sentido. O lo que es lo mismo, encontrar un motivo para vivir, para curarnos y para superar los problemas.

Cuando su escritor, Victor Frankl, empezaba a tratar a un paciente, le hacía esta pregunta ¿Y usted por qué no se suicida?

www.institutodeyoutubers.com

La idea es sencilla. Encontrar un fin, un sentido, un norte, un objetivo que haga que la vida merezca la pena ser vivida.

Y esto sirve lo mismo para encontrar trabajo. Con un objetivo claro se hace mucho más fácil.

Sergio Fernández

X