Este fin de semana nos acordábamos de esos escasos pero gratificantes oasis que el metro de Madrid esconde en algunas de sus esquinas y que no son sino pequeños poemas que están como aguardando a dar unos instantes de satisfacción a todo el que esté dispuesto a descubrirlos.
Nos acordamos entonces de ese que está en el vestíbulo de la estación de Ciudad Universitaria y que recoge ese poema de Gil de Biedma que dice…
 
Que la vida va en serio,
uno lo empieza a comprender más tarde,
como todos los jóvenes,
yo vine a llevarme la vida por delante.
 
Espero haberlo comprendido ya; como decía Picasso, el que es joven, lo es toda la vida.
 
Sergio Fernández

Centro de preferencias de privacidad

X
Secured By miniOrange