Aprovecho para seguir leyendo, más aún con estas nevadas. Hoy me he leído Los cínicos no sirven para este oficio, de Ryszard Kapuscinski.

Del empeño de este hombre por hacer un periodismo sincero y honrado y de su compromiso por mezclarse con la gente para poder posteriormente escribir, me quedo con esta frase suya en la que afirma:

“Es un error escribir sobre alguien con quien no se ha compartido al menos un tramo de vida”.

Y a tenor de esto, me he preguntado sobre la cantidad de veces que opinamos sobre algo o alguien de quien en realidad no tenemos toda la información y con quien, en realidad, no hemos compartido al menos un tramo de su vida…

Pues eso, que de lo que uno no sabe mucho es mejor escuchar que opinar.

Sergio Fernández

X