Ayer hablábamos sobre el Plan de negocio a cinco años vista.

Llegamos a una conclusión: el plan de negocio va después de la decisión de qué hacer con nuestra vida.

El plan de negocio es una consecuencia de qué hacer con la vida y nunca al revés. Sólo si somos responsables de nuestra vida, nuestro plan de negocio será verdaderamente exitoso.

Primero el qué, después el cómo. Primero lo personal y después lo profesional.

¿Empezamos el año con esta idea?

Sergio Fernández

Centro de preferencias de privacidad

X
Secured By miniOrange