Cuando una persona empieza a aprender sobre un nuevo campo es frecuente que atraviese consecutivamente por estas cuatro fases:

– Al principio desconoce todo lo que desconoce.
– Después pasa a conocer todo lo que desconoce, es decir que se hace consciente de su ignorancia.
– Posteriormente empieza a conocer y se da cuenta de todo lo que va aprendiendo.
– Por último, empieza a saber tanto de ese nuevo área que acaba por desconocer todo lo que sabe.

Pues bien, a pesar de que vuelvo a estar sin ordenador propio [gracias, ingenieros de Windows por hacernos malgastar nuestro tiempo] y mi vida laboral empieza a resentirse por ello, ayer conseguí hacer un hueco para continuar con mi curso de cata de vinos y empezamos un nuevo tema: los olores.

Sin duda, puedo afirmar que me encuentro en la segunda fase de las antes citadas. Ayer descubrí aspectos y matices acerca de los olores que ni siquiera sabía que podían existir, y aplicadas posteriormente a una cata de vinos blancos fermentados en barrica me abrió un mundo de posibilidades sencillamente fascinante. Me encanta aprender cosas nuevas cuya existencia desconocía.

Y mientras tanto espero poder acercarme cada vez más y en todos los aspectos de mi vida a esa cuarta fase de las etapas del aprendizaje. Windows Vista mediante, por supuesto.

Sergio Fernández

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?

X