En un post de hace algún tiempo hablaba de un concepto que se empleaba en la antigua Grecia que, por desgracia, ha caido en desuso con el paso del tiempo: obnosis. La obnosis hace referencia a aquello que es obvio y que paradójicamente acaba siendo obviado.

 
Pues bien, hoy te invito a empezar el día con una obviedad:
 
¿Te has dado cuenta de que el grado de competencia por conseguir metas de esas que llaman realistas es feroz?
 
El número de personas que se levantan por la mañana para trabajar sobre algo que realmente les haga vibrar es menor definitivamente de lo que podamos pensar. Cuando pienses a lo grande, sobre todo me refiero a lo laboral, aunque creo que podría servir para todos los ámbitos [al fin y al cabo no somos compartimentos estancos], ten en cuenta de que habrá muchas menos personas luchando por conseguir eso que por hacer una entrevista para ese trabajo que los dos estamos pensando ahora mismo.
 
Lo dicho: el grado de competencia es mayor cuando más barato vendas tu sueño.
 
Sergio Fernández
X