Algunos no se lo creerán pero a mi me han contado algunas personas que hace años se encontraban ciertas formas de vida inteligente en la televisión.

Hay un programa que aunque no tuve ocasión de ver cuando lo echaban en directo, sí que tuve la suerte de encontrarme un día en el instituto Cervantes de Londres. Desde entonces me encanta. Se llama A fondo y podrás encontrar algunos programas en Internet sin ningún problema.

Pues bien, a mi me sienta mucho mejor que el conocimiento, que también, la inspiración, y como me apetecía inspirarme, este fin de semana he vuelto a ver la entrevista que le hicieron a Cortázar en A fondo allá por el año 1977.

Después, y como me quedé con ganas de escuchar a personas que tienen algo que decir he escuchado la entrevista que le hizo a Joaquín Sabina Fernando Sánchez Dragó. Y el diálogo es una mezcla que resulta a la fuerza inspiradora.

Me he reído mucho además cuando Sabina, hablando sobre la espiritualidad, recordaba las últimas palabras que dijo su padre antes de morir:

¿De dónde sacan tanto dinero las diputaciones?

¿Cómo es posible que esas sean las últimas palabras de un ser humano??

Te cuento todo esto porque me parece importante escuchar a personas que tienen algo que decir. A mi, al menos, me sienta bien. Y si encima me río, pues mucho mejor.

A fondo, un programa de los que ya no se hacen. Te lo recomiendo.

Sergio Fernández

X