Ayer, al bajar al quiosco, me llevé La Gaceta de los Negocios. 
 
El motivo era que me habían avisado de que le dedicaban la contraportada a mi libro Vivir sin jefe.
 
Y como me ha hecho ilusión pues hoy la subo al blog.
 
Y me llevo un aprendizaje. Bueno, más que un aprendizaje, un “recordizaje”: cuidado con lo que dices a un periodista en una entrevista larga porque cualquier cosa es susceptible de ser publicada. Dicho lo cual me gusta cómo ha quedado.
 
Me quedo con una frase que Cristina Blas ha recogido:
 
Las empresas no quieren genios, los ejércitos no quieren valientes y las iglesias no quieren santos.
 
Puedes leer el artículo aquí.
 
Sergio Fernández
X