Hay días en los que uno sencillamente está bajo de energía.

Para mi, hoy ha sido uno de esos días.

El taxi que me ha acercado a casa no llevaba la radio encendida y con el silencio he disfrutado de un rato de no hacer nada, de no pensar en nada, de no hablar con el taxista, de sólo mirar las casas y los coches pasar a través de la ventanilla abierta del coche mientras el viento tibio me daba en la cara con los ojos cerrados.

En ese momento me he acordado de que llevaba encima unos temas de Bach y he pensado que podría ser un buen momento para disfrutarlo así que me he puesto los cascos y he paladeado Jesús es la alegría de los hombres a todo volumen.

Y en ese momento me he olvidado del cansancio, me he olvidado del sueño, me he olvidado de todo y con los ojos cerrados he dado gracias a la vida por permitirme disfrutar de momentos tan maravillosos como ese. Momentos que apenas duran un instante y en los que uno siente que es imposible que haya una música mejor.

Creo que la belleza sienta bien al alma y por eso te dejo con este tema de Bach para que comiences el día con energía. Dale volumen y déjate llevar por su belleza… Creo que es imposible escuchar a Bach y sentirse apático o cansado.

 
[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=FwWL8Y-qsJg]
 
Por cierto, ¿Me permites una recomendación? Si eres de los que empieza el día con las noticias, date un día, sólo un día, el lujo de comenzar con Bach y luego me cuentas cómo cambia la jornada…
 
Sergio Fernández
PROCESO DE COMPRA
Paso 1: Rellena por favor los siguientes datos.
Paso 2: Pulsa sobre el botón «Continuar» para finalizar el proceso de compra.
X