Una de las mayores alegrías que cada día me regala últimamente es la cantidad de emails de personas que no conozco que me escriben para consultarme cuestiones, para felicitarme por el libro o simplemente para compartir conmigo alguna impresión sobre el blog, el libro o los espacios que desarrollo en la radio… 
 
Y a medida que el libro se vende más y más, el número de correos crece cada día. Prometo irlos respondiendo todos poco a poco.
 
El post de ayer me ha generado muchos correos. Lo que no deja de parecerme curioso porque ya me ha sucedido varias veces que artículos que escribo casi sin darle importancia son los que más llegan a las personas.
 
Y pensado en esto me he acordado de esta frase que no recuerdo de quién es pero que dice:
 
“En el libro de un poeta nunca debería faltar la palabra belleza”.
 
Creo sinceramente que contemplar buenas obras de arte, escuchar buena música, ver buen cine, poner bien la mesa y servir bien los alimentos, cuidar la manera de vestir… en definitiva, cuidar las formas, nos hace más humanos y nos facilita el acercamiento al lado más espiritual de la vida, como quiera que sea que cada uno lo entienda.
 
Sergio Fernández
X