Ayer me acerqué a por unos libros a la Gran Vía. Estoy poniéndome las pilas estos días con varios autores y como me quedé sin munición me acerqué a por nuevos refuerzos.

 
Cuando haya concluido la lectura de su obra, ya la comentaré. De momento adelanto que son Aitor Zárate y algunas obras aún pendientes de Shakespeare. 
 
En cualquier caso, lo que quería comentar es que me llamó profundamente la atención que junto a la librería a la que me disponía a entrar hay una administración de loterías. Lo curioso es que había una larga fila para adquirir billetes de lotería. Y cuando hablo de larga, hablo de larga.
 
Y a mi, que cuando veo una cola ya me pongo a sospechar de antemano, sólo se me ocurrió una pregunta: ¿Por qué todas estas personas que obviamente quieren mejorar algo de su vida hacen cola para comprar un billete de lotería pero no se molestan siquiera, ya no digo en comprar, sino en mirar
el escaparate de la librería que está apenas a unos 20 metros de allí?
 
¿Estás haciendo lo que tienes que hacer HOY para acercarte a vivir la vida que deseas? Si estás comprando billetes de lotería para acercarte a la vida que deseas, tengo que decirte [alguien tiene que decírtelo] que estás arruinando una oportunidad única: tu existencia.
 
Si crees que lo único que puedes hacer para acercarte a la vida que quieres es comprar billetes de lotería, eso es que no has tomado conciencia del poder que tienes, de la energía con la que todos los seres humanos contamos. De tu energía, de tu poder. 
 
Para acabar sólo una idea: hay más poder en una persona, en ti sin duda, que en todos los billetes de lotería del mundo. De lo que se trata es de encontrar la manera de poner ese poder en marcha. Y cuando lo hagas, te reirás de los billetes de lotería. Y yo además estaré muy orgulloso de tu hallazgo.
 
Sergio Fernández
X