Cada día tengo menos fe en el sistema médico oficial. Estoy dispuesto a cambiar mi opinión, también lo aviso, pero hoy por hoy es así.
 
Me lo han demostrado cuando alguna vez que he ido al médico no han sido capaces de ver que soy un todo, que si tengo una dolencia o enfermedad, ésta posiblemente se encuentre relacionada con alguna otra parte de mi cuerpo o con alguna emoción o pérdida o exceso o carencia o con lo que sea. 
 
No me fío de personas que sí o sí te recetan medicamentos. No creo en los medicamentos, pero sí que creo en la capacidad de mi cuerpo y de la naturaleza para restablecerse de una enfermedad. Creo en la sabiduría ancestral de mi cuerpo más que en los laboratorios farmacéuticos.
 
Reconozco que me gustaría que mi mecánico y mi médico se rigieran por principios operativos diferentes. Cuando llevo el coche al taller, el señor arregla la pieza, o la cambia [que ahora está más de moda] y no lo relaciona con ninguna otra parte del coche. Exactamente lo mismo que hacen algunos médicos. Lamentable.
 
Pero lo que me ha hecho tomar la decisión de escribir este post es un cartel que pude ver hace unos días [supongo que seguirá estando] en el Colegio de Médicos de Madrid [C/ Santa Isabel] que decía:
 
NO BESES, NO DES LA MANO, DI HOLA
 
¿Pero… hemos perdido el juicio definitivamente?
 
Estimados señores médicos de Madrid, no sólo pienso seguir besando, no sólo estoy firmemente decidido a seguir dando la mano sino que me parece un desatino y una irresponsabilidad por su parte poner un cartel como este en la calle. Entiendo que el negocio está en vender medicamentos y en hacernos a nosotros consumidores crónicos de estos pero en mi opinión no hay mejor medicina que dar besos y dar la mano y no hay peor remedio que sembrar el miedo. Ni siquiera creo que lo hagan con mala intención pero me parece una monumental irresponsabilidad este cartel.
 
Yo no sé que piensas hacer tú pero yo lo tengo claro: pienso seguir dando la mano, voy a continuar dando besos y también cuidando mi sistema inmunológico para no tener [que no lo haré en ningún caso, eso por supuesto] que vacunarme de esta último invento para sembrar el pánico llamado gripe A.
 
Sergio Fernández
X