¿Qué prefieres, ser feliz o llevar razón?

La vida está llena de personas que llevan razón, que llevan la verdad [nada más y nada menos] como el que lleva un mono en el hombro, y cuando se cruzan con otra persona por la calle, le dicen al mono: ¡Haz una cabriola! Y presumen de razón como el que presume de un mono amaestrado.

Por mi parte lo tengo claro, el mono lo dejo en casa y no trato de convencer a nadie de nada. Si a alguien le gusta lo que opino, genial y en caso contrario, genial también.

Hace poco me volvió a pasar. Se me acerca una persona y me dice que no está de acuerdo con ciertos capítulos de mi libro.

¡Genial! Le digo. ¡Eso es que usted tiene criterio propio! ¡Enhorabuena!

Me vuelve a retar:

– Pero es que no lleva razón en eso que dice…

– Tampoco pretendo llevarla. ¡Escriba usted un libro que diga lo contrario si tan importante es para usted!

Creo que el señor se fue algo decepcionado porque no pudimos batirnos en duelo de espadas para ver quien llevaba la razón.

Parece que lo que uno dice tuviera que defenderlo. Pero ese no es mi estilo. Entre ser feliz y llevar razón, ya sabes lo que prefiero…

¡Y por supuesto, en este asunto, llevo la razón! 😉

Sergio Fernández

X