El pasado sábado tuve la suerte de poder asistir a una sesión de degustación gratuita del Taller de Coaching sistémico que Marta Ocampo estará impartiendo este año en IEC

De la estimulante, recomendable y edificante experiencia extraigo varios aprendizajes…

El primero es recordar la importancia que tiene la mirada sistémica en la vida.

La importancia de ser capaces de comprendernos en relación a nuestra familia, a nuestros grupos, a nuestra comunidad más cercana, a nuestro país… Sólo con una mirada que integre y reconozca el grupo se puede llegar a comprender nuestro yo más profundo. Comprender que una parte del sistema generará cambios en el resto del sistema y que hemos de considerar al sistema cuando queramos generar cambios en nosotros mismos o en nuestras organizaciones me parecen cuestiones de profunda importancia.

El segundo ha sido recordar la importancia de generar metáforas poderosas que sean capaces de explicar lo que pasa en nuestras vidas.

Yo creo que esto pasa más o menos así… En la vida suceden cosas. Después nosotros las interpretamos y construimos un discurso alrededor de lo sucedido. En ocasiones ese discurso puede ayudarnos a comprender el pasado y a construir un futuro saludable aunque también puede suceder todo lo contrario. En realidad no hay tal cosa como hechos puros. Suceden cosas y después las interpretamos.

Hoy te invito a selecciones un suceso importante de tu vida. Mejor aún si éste ha sido doloroso o si te ha costado integrarlo. Después te invito a que analices y recuerdes de que manera te lo has contado a tí mismo y que consideres si ese discurso que has construido te está resultando de utilidad en este momento… ¿Te animas a contarte la misma historia de otra manera más empoderante, con mayor sentido en este momento de tu vida?

Nota: Si te has gustado este post, quizá te guste esta entrevista con Joan Garriga sobre constelaciones familiares.

Sergio Fernández

X