He estado últimamente reflexionando sobre las preguntas más poderosas que conozco para influir positivamente en la trayectoria de una persona. Estas son algunas de ellas…

¿En qué medida cualquier cosa que haces, la haces mejor que hace seis meses?

Esto se entiende claramente en el campo profesional. Pero resulta igual de útil en el campo personal: ¿Eres mejor amigo, novio, hijo o lo que sea hoy que hace seis meses? ¿Eres más comprensivo, cuidadoso, cariñoso y atento…? Sé que a muchas personas les sonará a un discurso inscrito dentro del paradigma de competitividad aparentemente reinante. Yo no lo propongo desde ahí sino desde el principio constante de intentar ofrecer a los demás continuamente la mejor versión de nosotros mismos. Para mí, eso es el verdadero amor.

¿Esto que tanto te preocupa, es una problema o un síntoma?

La mayoría de las personas confundimos problemas con síntomas. – ¿Cuál es tu problema? – Tengo problemas de dinero. Y sin embargo lo que sucede es que tienes unas creencias al respecto del mundo del dinero que te están haciendo daño o que tienes un trabajo que ya nadie necesita o que tu producto o servicio ha sido superado por la competencia. Eso es un problema y el síntoma es que no tienes dinero. Déjame que lo diga de otro modo. El problema no es que te duela la cabeza, el problema es que te bebiste una botella de ron anoche o que te has caido de la bicicleta y te has hecho un chichón. Ese es el problema y el síntoma es el dolor de cabeza. Si te dedicas a solucionar síntomas en lugar de problemas nunca dejará de dolerte la cabeza.

¿Cuál es exactamente tu prioridad hoy, esta semana y este año?

La mayoría de las personas no establecen prioridades claras en sus vidas y como consecuencia de ello permiten que se las establezcan los demás. Establece de manera clara cada mañana una tarea estrella para completar ese día; cada lunes, una tarea estrella para esa semana y cada enero un proyecto estrella para ese año. Si no decides tú, alguien lo hará por ti. No hay más. Puede parecer poco, pero si lo hacesn en dos o tres años tu vida dará un vuelco espectacular. Y no te cuento en cinco o diez años. Sólo eso: establece prioridades y defiéndelas a capa y espada frente a todas las interrupciones, urgencias y avatares de la vida.

En cuanto al resto de las preguntas que faltan, las desvelaré en una conferencia gratuita que ofreceré en Madrid el próximo lunes 5 de marzo a las 19:00 en Ecocentro [Calle Esquilache, 4], titulada Vivir sin jefe, donde hablaremos de preguntas y de técnicas para mejorar tu vida profesional y, por supuesto, personal.

¡Espero que podamos vernos el lunes que viene!

Sergio Fernández

X