Creo que todo el mundo debería tener derecho a biógrafo al menos un tiempo de su vida.

De esa forma nos obligaríamos a reflexionar sobre qué estamos haciendo con nuestra existencia.

Un día llamaría a tu casa el cartero y te traería una carta del Ministerio del Interior y te informaría de que te ha sido asignado un biógrafo y de que tienes cita con esta persona. Esa cita sería como lo era hace años el servicio militar; no podrías no hacerlo.

Esto obligaría a las personas a saber que tienen algo importante que hacer con su vida. Algo único, haría que quizá por fin nos diéramos cuenta de que nuestra vida es algo único, algo finito y algo que merece la pena ser vivido y contado.

Quizá de esa manera nos reinventaríamos aunque sólo fuera por el apuro de no tener nada que contarle al biógrafo.

Si eres de esas personas que está pensando que cuando llame el biógrafo, a lo mejor no tienes nada muy apasionante que contar, este programa te interesa, un programa sobre cómo reinventarse de la mano de Mario Alonso Puig con quien hemos charlado de sus libros Reinventarse y de Ahora yo.

Sergio Fernández

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=rZLyHKTa9k4&list=UU1bpijD0RHo2thAWaMrNhUg&index=2[/youtube]

X