De pequeños se nos enseña a no sentir nuestras emociones o bien, si la sentimos, a no expresarlas. Se fomenta la razón y el mantener la cabeza fría como métodos para invalidar las cualidades potencialmente subversivas de las emociones y de las pasiones.

Y la consecuencia natural de este panorama es que negamos nuestros sentimientos, ocultamos nuestras emociones y limitamos nuestras expresiones. La cultura occidental ha hecho del cuerpo algo inferior y diferente a la mente y los sentimientos.

Sin emabrgo, escuchar nuestro cuerpo, que es el medio que emplea su guía de sabiduría interna para comunicarse con usted, puede ser una excelente ayuda cuando tenemos que tomar decisiones.

Hemos dedicado un programa a la importancia de escuchar a nuestros cuerpos y lo hemos hecho de la mano de Antonio del Olmo y de Silvia Escribano.

Sergio Fernández

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=9ZMrdv2CP_4&list=UU1bpijD0RHo2thAWaMrNhUg&index=4[/youtube]

X