Si hay algo que me gusta en la vida, eso es aprender por eso estoy aprovechando parte del verano para asistir a un Executive Program en Stanford Graduate School of Business [California].

Mi compromiso es seguir aprendiendo cada año nuevas herramientas e ideas porque los retos que afronto requieren de aprendizaje permanente.

Por eso siempre viajo -y seguiré haciéndolo- a donde sea necesario para estudiar lo que necesito en cada momento.

Si algo he aprendido es que invertir en formación es una de las inversiones que más beneficios me ha reportado a lo largo de mi vida.

Por eso en 2018, este es el tercer programa formativo al que asisto a nivel internacional.

Escribo este artículo desde una cafetería en San Francisco mientras disfruto del ambiente, del anonimato y del placer que me supone leer o trabajar en cafeterías en cualquier esquina del planeta.

Estoy repasando los apuntes, incluyendo algunas de sus ideas en la estrategia anual, viendo qué sirve y qué no y he pensado que estaría bien compartir algunas notas…

Sería imposible compartir en un post todos los aprendizajes que me llevo. En cualquier caso, más que para aprender herramientas -la mayoría me son familiares gracias al Máster de Emprendedores– para lo que me ha servido este programa es para reforzar un Mindset determinado, una forma de pensar y de estar en la vida.

Básicamente, creo que para eso sirve asistir a un programa educativo.

Te dejo con doce reflexiones o curiosidades, más a modo de anécdota que de resumen…

Espero que las disfrutes.

1. Moonshot project…
Este término toma el nombre del proyecto del Apolo 11, que en 1969 puso al primer ser humano sobre la luna. Google ha adaptado este término para referirse a proyectos que no tienen porque ser rentables en primer término pero que se proponen encontrar una solución radical a un problema a través de una propuesta disruptiva.

Más sobre Moonshot Proyects aquí.

2. Pasar del pensamiento incremental al pensamiento exponencial…
El pensamiento incremental nos lleva a pensar en términos de porcentajes sobre la base de lo que ya conocemos. Si te preguntas cómo podrías aumentar tus ingresos un cinco por ciento para el próximo año pensarás en términos incrementarles.

Si te preguntas cómo multiplicar tus ingresos por diez pensarás en términos exponenciales o disruptivos.

Si te preguntas cómo hacer que el consumo de un vehículo pase de cinco litros a los cien kilómetros a un consumo de un cuarto de litro cada cien kilómetros, piensas en términos exponenciales. Hacerlo generará necesariamente otro tipo de resultados.

3. Los beneficios son algo tan del siglo XX…
Estudiando cómo conseguir financiación para nuevos proyectos comprobamos que es frecuente que algunos consigan apoyo antes de tener no ya beneficios sino ni siquiera modelo de negocio… como dijo en varias ocasiones el ponente… Mostrar beneficios para conseguir dinero es algo muy del siglo XX… 🙂

4. Sólo en en la Bahía de San Francisco se inventan fracasos para presumir…
Básicamente podemos enfrentar dos miedos cuando emprendemos: el miedo a equivocarnos o el miedo a perder una oportunidad. Cuando aprovechas oportunidades antes o después terminas equivocándote, por eso por aquí disfrutan contando los fallos que han tenido. E incluso inventándolos… 🙂

5. First we engage, then we´ll see
Cuentan que Napoleon fue un gran estratega por muchas razones, pero una de ellas es porque hacía un breve plan y luego iba a la batalla: first we engage and then we will see… Pensar demasiado nos lleva a la parálisis por análisis, o lo que es lo mismo: a no hacer nada.

En pocas palabras, la frase “Apunten, disparen, fuego!” en el entorno de start-ups ha dado lugar a “Disparen, fuego, apunten”. Todo va tan rápido y somos tan malos haciendo predicciones que casi es mejor disparar y estudiar después qué ha pasado o hacer que eso que queremos que pase, suceda. Con suerte a veces se acierta. ¡A veces incluso se aprenden cosas!

6. Somos terribles haciendo predicciones pero muy buenos haciendo análisis retrospectivo…
Cuando echamos la vista atrás para explicar lo que ha pasado, solemos crear un discurso que dota de sentido a lo que sucedió y que explica perfectamente los hechos.

Pero lo cierto es que los seres humanos somos terriblemente malos haciendo predicciones. Mejor no olvidarlo cuando las hacemos, para no ser devorados por nuestro propio optimismo.

7. No estamos aprovechando la inteligencia colectiva en la organizaciones…
Hay un experimento en el que se le pregunta a un colectivo cuántas monedas hay en una jarra trasparente y después se promedian los resultados.

La exactitud de la predicción aumenta con el número de estimaciones. En las organizaciones estamos desperdiciando muchos conocimientos y puntos de vista, y hacer algo para que esto no suceda puede marcar la diferencia.

8. La cultura se come a la estrategia para desayunar
No importa lo que diga la estrategia o lo que tengas planeado hacer, la cultura de la organización [o la tuya si trabajas como autónomo] es la que determina finalmente los resultados.

Bueno, en realidad sólo si dejas que sea así… La cultura, entendida como los valores, las normas y los comportamientos de un grupo de personas en una organización, es lo que determinará los resultados.

9. Sólo hay dos tipos de industrias: aquellas a los que ya ha llegado la disrupción y aquellas a los que está a punto de llegarles
Después de días analizando pormenorizadamente diferentes sectores sólo puedo llegar a una conclusión y es que todas las industrias o han cambiado o van a cambiar la forma en la que operaban.

También que nadie sabe dónde va a surgir ese agente disruptor… salvo que, lógicamente, seas tú el que esté tramando ese cambio. Sólo sabemos una cosa y es que los días felices de una organización no duran para siempre. Antes o después algún agente irrumpirá en el mercado.

Al fin y al cabo eso es lo que hace que evolucionemos como seres humanos. Si no fuera así, seguiríamos en la Edad Media…

10. La colaboración es esencial
Ninguno de los proyectos que estamos estudiando provienen de alguien que hizo algo encerrado en su despacho. La colaboración que fue lo que llevó a los seres humanos lejos como especie, también es clave para llevar lejos a una organización o a una idea.

Uno de los aprendizajes que me traigo de estas semanas en Stanford es que estar en el contexto adecuado, rodeado de las personas adecuadas es uno de los factores de éxito. En realidad ya lo sabía, pero estar en un ecosistema que favorece tanto el emprendimiento y la innovación fortalece esta idea.

11. El pensamiento puede ser rápido -intuición- o lento -análisis- y ambos son necesarios…
A veces es necesario pensar rápido y otras veces es necesario pensar despacio. A veces hace falta tomar acción de manera inmediata y a veces es necesario parar y pensar sobre la estrategia. Aunque a veces con pensar ya es suficiente…

Como dijo Bernard Shaw: “Pocas personas piensan más de dos o tres veces al año; yo me he ganado una reputación internacional pensando una o dos veces por semana”.

12. Pre-mortem analisis
Cuando hacemos predicciones tendemos a ser exageradamente optimistas. Incluso cuando sabemos que las estadísticas juegan en nuestra contra, pensamos que les afectarán a los demás.

Por eso un ejercicio fantástico para no pasar por alto factores que podrían arrastrar nuestra idea al fracaso consiste en hacer un análisis asumiendo que hemos fracasado en nuestro objetivo, y preguntándonos qué es lo que ha hecho que fallemos. Es un ejercicio de ciencia ficción que nos permitirá descubrir debilidades en nuestra estrategia.

¡Nos vemos en septiembre, cuando arrancamos con más conferencias gratuitas, seminarios y ediciones del Máster de Emprendedores y Máster de Desarrollo Personal!

Sergio Fernández

Si quieres seguir aprendiendo más, puedes asistir a alguna de nuestras propuestas formativas:

VIVIR SIN JEFE
Claves prácticas sobre las siete áreas clave de éxito para [email protected] en el seminario Vivir sin jefe¡Aún estás a tiempo de aprender y pasar un fin de semana alucinante en la próxima edición!

Encuentra aquí el tipo de entrada que más se ajuste a ti [Entrada VIP, General, [email protected], Estudiantes entre 18 y 25 años y menores de edad].

VIVIR SIN JEFE ONLINE DESDE CASA
Accede al seminario online desde cualquier parte del mundo.

Seminario Vivir sin Jefe

VIVIR CON ABUNDANCIA
Puedes aprender a relacionarte mejor con el dinero y a transformar tus resultados económicos en el seminario sobre abundancia e inteligencia financiera Vivir con abundancia.

Encuentra aquí el tipo de entrada que más se ajuste a ti [Entrada VIP, General, [email protected], Estudiantes entre 18 y 25 años y menores de edad].

VIVIR CON ABUNDANCIA ONLINE DESDE CASA
Accede al seminario online desde cualquier parte del mundo.

seminario vivir con abundancia

MÁSTER DE EMPRENDEDORES
20 ediciones avalan el que posiblemente sea el mejor programa para emprendedores en España. Ya está abierto el plazo de inscripción de las nuevas ediciones del Máster de Emprendedores [Madrid y Barcelona]. ¡¡¡Aprovecha la oferta actual!!!

Películas para emprendedores, formación para emprendedores

MÁSTER DE DESARROLLO PERSONAL
Conócete a ti [email protected] en este proceso de desarrollo personal a través de nuestro sistema de 7 pasos [autoconocimiento, cuerpo y salud, emociones, relaciones, trascendencia, carrera profesional y dinero].
¡Ya puedes reservar tu plaza en la próxima edición del Máster de Desarrollo Personal! [Madrid y Barcelona].

MASTERMIND
El Club de Emprendedores del Instituto Pensamiento Positivo que te ofrece formación, inspiración, recursos y una red de emprendedores como tú.

Mastermind, Club de emprendedores,

LIBROS DE SERGIO FERNÁNDEZ
Son cuatro los libros de Sergio Fernández: [Vivir sin jefeVivir sin miedosVivir con abundancia y Cómo gestionar la comunicación] es coautor de Misión EmprenderEl Sorprendedor y ha participado en tres libros colectivos [Coaching HoyExit Salida de emergencia y Valores sólidos para tiempos líquidos]. Además es coautor del juego de mesa Sorprendedores.

X