En el año 2010 decidí concentrar en un libro las 33 preguntas que todos deberíamos hacernos para lograr un cambio de paradigma y disfrutar de una vida más significativa. El resultado fue “Vivir sin miedos”, una obra que apela a tu responsabilidad como persona para responder de una manera adecuada y no temerosa a lo que sucede en tu vida.

Hoy, ocho años después, me llena de alegría comprobar que cada vez más personas han optado por vivir desde la responsabilidad y no desde el victimismo, que cada vez más gente se atreve a comenzar de nuevo pensando de manera diferente, y que cada vez más seres humanos se hacen preguntas alternativas para vivir con confianza, sentido y paz

Y lo sé porque una nueva edición de “Vivir sin miedos”, en este caso la número 16, acaba de llegar a las librerías con las mismas 33 preguntas que te animo a hacerte a ti mismo.

Y, para celebrarlo, quiero regalarte un nuevo capítulo del libro, en este caso el número 5, que apela a nuestro papel en este mundo y la invitación a jugar los partidos en lugar de ser un mero espectador.

 

¿Juega, mira u organiza el partido? 

Arriba está la acción; abajo, la contemplación. Arriba pasan cosas; abajo no pasa nada. Y cuando no pasa nada, no pasa nada. [Joaquín Lorente]

No necesitas ser grande para actuar pero necesitas actuar para ser grande [Anónimo]

La resignación es un suicidio cotidiano [Balzac]

¿Ha observado lo que sucede cuando retransmiten un partido de fútbol? Pongamos la final de una competición, por ejemplo. Miles o millones de personas se congregan en el campo y a través de medios de comunicación para seguirlo.

Los espectadores se entusiasman con los remates, se excitan con cada gol. Se enorgullecen o se lamentan en función de que su equipo gane o pierda. Son capaces de sentir la emoción del juego y su cuerpo es un hervidero de adrenalina. ¿Pero sabe qué? Después de todo, sólo son 22 los que juegan.

Los demás son espectadores. Disfrutarán más o menos pero el partido no depende de ellos. No pueden hacer nada; a lo sumo, y si están en el campo, pueden rasgarse las cuerdas vocales vociferando o dejar tuerto al árbitro lanzando algún objeto.

Y esto es algo que ha despertado siempre mi interés porque me parece profundamente metafórico de cómo funciona la vida: unos pocos juegan; los demás miran.

Pero mirar es más aburrido que jugar así que la pregunta es ¿Por qué alguien querría mirar el partido de la vida en lugar de jugarlo?

Sostengo que se trata de un problema de falta de empoderamiento o de imaginación. El partido que se está jugando hace mucho ruido y puede crear el espejismo de que no hay más partidos. La buena noticia es que los hay. De hecho hay muchos más.

Si hay un partido y le interesa, juéguelo o haga lo que pueda por estar ahí. Y si por el motivo que sea no puede o es demasiado alto el precio que hay que pagar por participar o simplemente siente que lo suyo no es pelearse por estar entre los 22 que ya están jugando, no hay problema. Aún puede hacer algo: crear una nueva liga o, mejor aún, inventarse un nuevo juego. Recuerde, al menos al principio, las reglas las pone usted.

En Las 22 leyes inmutables del marketing, un concentrado de ideas clave sobre mercadotecnia, se afirma que si no puede ser el primero en una categoría del mercado, entonces lo que tiene que hacer es crear esa categoría en la que usted sea el primero. Simple y provocador.

Algo así hizo mi padre cuando cumplía con el servicio militar. Ante una situación en la que tenía necesariamente que estar durante meses en un cuartel, lo que hizo fue inventarse una categoría nueva de trabajo dentro del campamento en la que obviamente sería el primero. Mi padre es especialmente bueno como pintor y como artista plástico así que lo que hizo fue sugerirle al jefe del acuartelamiento que podía rotular y poner bonitos todos los archivos [por aquel entonces no creo que ni tan siquiera existiera el concepto de ordenador]. Y de esta manera se pasó la mili haciendo algo que le gustaba, dibujar, y además bajo techo y calentito en lugar de desfilando mecánicamente cada mañana por el patio bajo la lluvia y el frío. Y como era el único y el primero, para cuando los demás reaccionaron, él ya había cumplido sus meses de servicio militar.

Creo que esta anécdota me sirvió para entender desde muy joven una destreza importante para desenvolverse en el mundo laboral: inventarse profesiones, actividades o trabajos que respeten los dones y capacidades de cada persona.

Si necesita buscar empleo, invéntese el puesto de trabajo y después véndaselo al responsable. Siga al responsable hasta que no le quede más remedio que escuchar su idea. Es lo más efectivo. Buscar trabajo funciona igual que la seducción: es más fácil conquistar por insistencia que cambiando de objetivo cada cinco minutos.

Si ha hablado alguna vez con el responsable de recursos humanos de una gran empresa, ya sabe cómo funciona esto. Cada seis minutos le llega un curriculum vitae de un aspirante a conseguir un puesto de trabajo. ¿Y qué pasa? Pues que el seleccionador está aburrido de escuchar la misma película gris una y otra vez. Así que si quiere destacar tiene que ser capaz de decir algo realmente sensato y original a la vez, o será catalogado rápidamente como un simple aspirante más.

Las empresas de hoy en día tienen déficit de atención ocasionado por sobredosis de aspirantes.

Siéntese con un lápiz y papel y piense en algo que pueda hacer, que disfrute haciendo y que nadie esté desarrollando. Tampoco hace falta inventar la rueda. Piénselo. Sólo eso.

La mayoría de los negocios de éxito tienen el mismo origen: una persona cabreada que decidió que ya estaba bien y que iba a darle un cambio a algo que ya estaba inventado o incluso funcionando.

Otro origen frecuente suele residir en una persona que comprueba cómo hay un negocio que está funcionando estupendamente en un lugar y se lleva esa idea a otro país o pueblo.

Reflexione sobre qué puede mejorar del servicio que le están prestando otras empresas o aquella en la que quiere trabajar y cierre el foco. Concéntrese en algo pequeño y conviértase en especialista de eso. Mejor cabeza de ratón que cola de león. En mi caso, por ejemplo, como en los últimos años han surgido multitud de profesionales del coaching, centro mi actividad y mi marca relacionada con coaching en algo que me satisface, que me hace vibrar y en lo que tengo mucho que aportar: talleres, seminarios, conferencias y sesiones de coaching para facilitar los sueños de pequeños y medianos emprendedores. Cerrar el foco, en contra de lo que pueda parecer, genera marca, confianza y ventas.

En esto, el mercado funciona de manera paradójica: cuanto más cierre el foco, más fácil le resultará encontrar mercado y ser percibido como un experto. Si a usted le duele un ojo, ¿Se dirige al médico de cabecera o al oculista? La era de las profesiones genéricas ha muerto de sobredosis de trabajadores. Estamos en la primavera de la ultraespecialización.

Con frecuencia me sucede lo mismo: una persona me dice que si le puedo ayudar a encontrar trabajo. Suelo decir más o menos lo mismo: “Si está en mi mano, cuenta con ello: ¿Qué estás buscando?” Y aunque lo he escuchado en multitud de ocasiones, siempre me vuelvo a escandalizar cuando la respuesta es “Da igual, de lo que sea”. Respuesta equivocada. Muy equivocada. Sé, porque he pasado por ello, que cuando se busca trabajo, en realidad da un poco lo mismo qué hacer porque lo que se quiere es ponerse en marcha, pero la respuesta “De lo que sea” es errónea. Eso es todo lo contrario a cerrar el foco. Cerrar el foco es concentrarse en algo muy concreto o inventarse nuevas partidas o juegos. Y le aseguro que es mucho más satisfactorio organizar el partido que esperar a ver si otros le permiten jugar en el suyo. Sea valiente y cierre el foco.

En 2005, Chan Kim y Reneé Mauborgne publicaron un libro cuyo título resume esta idea: La estrategia del océano azul. La idea principal del libro es de una sencillez aplastante. Dicen que lo mejor no es competir sino dejar de competir: encontrar un océano azul, un mercado virgen que tenga todo el potencial de crecimiento intacto. Si se adentra en el océano azul dejará de arañar cuota de mercado a golpe de trabajo o rebaja y se comprará unos prismáticos para otear el horizonte.

¿Qué prefiere, jugar el partido o verlo? Yo lo tengo claro: prefiero jugarlo y si por el motivo que sea no puedo, o no puedo jugar en la liga que deseo, entonces me invento otro juego u organizo otra partida… ¿Se apunta? La vida me parece demasiado corta y llena de oportunidades para ver a otros jugar desde mi sofá. Tengo la certeza de que dentro de 20 años, si me arrepiento de algo, sólo será de lo que no haya hecho. ¡No quiero ver partidos; lo que quiero es jugarlos!

SÓLO SON 22 LOS QUE JUEGAN

Sergio Fernández

Puedes leer gratis el primer capítulo del libro aquí.

2º capítulo aquí: ¿Cuál es su propósito en la vida?

7º capítulo aquí: ¿Le pregunta al que ha llegado?

Puedes comprar tu ejemplar de Vivir sin miedos en este enlace o recibir más información sobre el libro aquí.

PD: Y si quieres seguir aprendiendo con nosotros, estas son las próximas formaciones que ofrecemos…

VIVIR SIN JEFE

Claves prácticas sobre las siete áreas clave de éxito para [email protected] en el seminario Vivir sin jefe¡Aún estás a tiempo de aprender y pasar un fin de semana alucinante en la próxima edición!

Encuentra aquí el tipo de entrada que más se ajusta a ti [VIP, General o Reducida].

VIVIR CON ABUNDANCIA
Puedes aprender a relacionarte mejor con el dinero y a transformar tus resultados económicos en el seminario sobre abundancia y finanzas personales Vivir con abundancia.

Encuentra aquí el tipo de entrada que más se ajusta a ti [Entrada VIP, General, Reducida].

VIVIR CON ABUNDANCIA ONLINE DESDE CASA
Accede al seminario online desde cualquier parte del mundo.

seminario vivir con abundancia

VIVIR SIN JEFE ONLINE DESDE CASA
Accede al seminario online desde cualquier parte del mundo.

Seminario Vivir sin Jefe

MÁSTER DE EMPRENDEDORES
22 ediciones avalan el que posiblemente sea el mejor programa para emprendedores en España. Ya está abierto el plazo de inscripción de las nuevas ediciones del Máster de Emprendedores [Madrid y Barcelona]. Últimas plazas para las ediciones de enero y abril. ¡Aprovecha la oferta actual!

Máster de Emprendedores

MÁSTER DE DESARROLLO PERSONAL
Conócete a ti [email protected] en este proceso de desarrollo personal a través de nuestro sistema de 7 pasos [autoconocimiento, cuerpo y salud, emociones, relaciones, trascendencia, carrera profesional y dinero].

¡Ya puedes reservar tu plaza en la próxima edición del Máster de Desarrollo Personal! [Madrid y Barcelona]. Últimas plazas para la edición de diciembre.

MASTERMIND
El Club de Emprendedores del Instituto Pensamiento Positivo que te ofrece formación, inspiración, recursos y una red de emprendedores como tú.

Mastermind, Club de emprendedores,

LIBROS DE SERGIO FERNÁNDEZ
Son cuatro los libros de Sergio Fernández: [Vivir sin jefeVivir sin miedosVivir con abundancia y Cómo gestionar la comunicación], es coautor de Misión EmprenderEl Sorprendedor y ha participado en tres libros colectivos [Coaching Hoy,Exit Salida de emergencia y Valores sólidos para tiempos líquidos]. Además es coautor del juego de mesa Sorprendedores.

X