El café del elefante

Este fin de semana me sucedió algo curioso. Tras una frugal pero exquisita comida me entró sueño. Como tenía cosas que hacer y no me daba tiempo a echarme una breve siesta decidí vivir al límite y me tomé un café.     Digo lo de vivir al límite porque normalmente no...
X