Mi castillo de arena

Ayer dediqué la tarde a hacer un castillo de arena. Me encanta esta actividad desde que soy niño y, cuando me resulta posible, la sigo practicando con gusto. Ayer, justo cuando terminamos el castillo, la marea se lo llevó. Eso no impidió que disfrutara con la...

Lo que la vida te da

Ayer, ya casi acabando la jornada, tuve una conversación que me hizo recordar, de nuevo [¡y que bien que sea así!] que somos aves de paso y que lo que la vida nos da también nos lo quita. Y entonces me acordé de este poema de Pablo Neruda que habla, entre otras muchas...
X